Las almendras y todo lo que debes saber sobre sus propiedades

Las almendras alargan la vida (y no los senos)

Las almendras al igual que el resto de los frutos secos son frutas oleaginosas, es decir con un alto porcentaje en grasa y muy bajo porcentaje de agua y de ahí reciben el nombre de frutos secos.

La cultura popular nos hace ver a las almendras como un alimento no recomendable por su alto aporte en calorías, si bien esto es cierto también debemos diferenciar entre calorías de calidad y calorías vacías. En este caso la almendra es un alimento de excelente calidad nutricional.

Beneficios de las almendras

Seguramente ya has oído hablar de las múltiples propiedades de las almendras como que protege la salud cardiovascular, restablece el perfil lipídico, contribuye al desarrollo normal de los más pequeños, mejora el sistema inmune, etcétera. Todas estas propiedades asociadas a las almendras son ciertas gracias a su contenido nutricional.

Las almendras aportan aproximadamente un 20% de hidratos de carbono y un 20% de proteínas vegetales de muy buena calidad. El nutriente mayoritario de las almendras es la grasa y de ahí su alto aporte calórico pero esta grasa no nos debe preocupar porque es muy saludable. De hecho, todos los nutricionistas coinciden en que “es mucho más importante la calidad que la cantidad de grasa de la dieta”.

La grasa mayoritaria de la dieta es monoinsaturada es decir perteneciente a la misma familia que la grasa del aceite de oliva. También podemos encontrar grasa poliinsaturada en forma de omega – 6 y finalmente las almendras presentan muy poca cantidad de grasa saturada.

Propiedades de las almendras

Las almendras son ricas en vitaminas y minerales. Entre los minerales podemos encontrar:  

  • Potasio
  • Magnesio
  • Hierro
  • Etc…

Las almendras son una fuente muy buena de calcio, si no te gusta la leche de vaca la leche de almendra es una excelente alternativa para garantizar unos huesos fuertes. Con respecto a las vitaminas podemos encontrar tiamina (B1), riboflavina (B2) y especialmente llamativas son la vitamina E porque es antioxidante y el ácido fólico (B9) que es esencial para mantener el sistema inmunitario y por tanto una buena salud.

Tipos de almendras

Existen principalmente dos clase de almendra: una amarga y otra dulce.

  • Almendra amarga: La almendra amarga ha sido siempre utilizada para la obtención de aceite de almendra y licores. También se extrae de ella una sustancia tóxica (amigdalina, entre un 2 y 3 %); mediante su hidrolización, se obtiene ácido cianhídrico. También aparece en la composición de algunos medicamentos. Asimismo, el aceite de almendras amargas se utiliza como base para aceites de masaje, debido a sus propiedades calmantes de dolores reumáticos.

 

  • Almendra dulce: La almendra dulce constituye un alimento con gran poder energético y muy apreciado en la elaboración de comidas como condimento, elaboración de turrones y en confitería. Contiene una cantidad importante de vitamina E, además de proteínas y calcio. Se la considera alimento imprescindible en una dieta sana y equilibrada. Además, resulta un ingrediente muy versátil para recetas de cocina tanto dulces como saladas. En cosmética se utiliza, mediante un proceso determinado, como elemento importante en la elaboración de mascarillas faciales.

La combinación de ambos tipos de almendras se utiliza para obtener mediante su combustión carbonato potásico. También es un excelente combustible su cáscara leñosa.

La almendra: la aspirina natural

Considerada “remedio para todos los males”, la aspirina es el medicamento más popular, extendido y aceptado. Todos hemos experimentado el alivio producido por sus excelentes efectos analgésicos, antireumáticos, antiinflamatorios y antipiréticos (contra la fiebre). Pero también presenta sus problemas: puede provocar úlceras gastroduodenales, alergias y lesiones renales, y está contraindicada en algunos casos.


La alternativa natural para estos problemas puede consistir en comer un puñado de almendras, aunque sus efectos sean más lentos. La explicación es sencilla: un grupo de investigadores norteamericanos ha descubierto que las almendras (como las patatas y casi todas las frutas, aunque éstas en menor grado) contienen una buena proporción de salicilatos, sales formadas por el ácido salítico y una base que constituyen el principal agente activo de la aspirina, al que se deben los milagrosos efectos de este popular fármaco.


Pero por si fuera poco, las almendras poseen, además, un alto valor calórico y proteínico. Son ideales tanto en dietas para deportistas o para pérdida de peso (combinada con frutas frescas o jugos naturales).

Las almendras ayudan a la regeneración del sistema nervioso y son un buen antiséptico intestinal. En Sudamérica se utilizan para curar diarreas, irritaciones en las vías urinarias, bronquitis y pulmonías, considerándose al aceite de almendras un buen remedio para los sabañones y dolores de oído.

¿Cuántas almendras diarias se debe comer?

Los expertos afirman que unos 25 gramos al día (15 unidades aproximadamente), especialmente para los niños, por su riqueza en calcio y proteínas; para vegetarianos, por su aporte en hierro y proteínas; y para todas aquellas personas que padezcan de colesterol alto, osteoporosis, anemia, diabetes e intolerancia a la lactosa.

Alendras al dia recomendadas

Alendras al dia recomendadas

Además, las almendras son una alternativa natural a las “aspirinas”.

 

Mitos de las almendras

En torno al consumo de almendras hay múltiples opiniones, y en su mayorías son leyendas y mitos, a continuación te indicamos los más comunes.

Las almendras engordan

El mito más extendido en torno a las almendras es que contribuye a ganar peso y debemos vigilar mucho su consumo, como hemos podido leer a través de este artículo las almendras no solamente no nos van a hacer ganar peso, sino que nos van a ayudar a mantener un peso saludable y estable en el tiempo.

Comiendo almendras crecen los senos

También existen una serie de mitos de “serie B” en torno a las almendras como que hacen crecer el busto femenino porque la vitamina E potencia el desarrollo de las glándulas mamarias o que con el aceite de almendras crecen los senos.  Son noticias que nos pueden llamar la atención, pero carecen de cualquier base científica o de sentido común.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pulse el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies