Ciclo de vida de un producto ecológico

No existe un producto ecológico en si mismo, sino en función de su comportamiento medioambiental durante todo su ciclo de vida, desde el análisis de las materias primas que lo componen, sus procesos productivos en conjunto, su uso, los residuos generados por su distribución y transporte y, finalmente, su reutilización o eliminación.

Por tanto, un producto es ecológico cuando cumple las mismas funciones de los productos equivalentes, pero su daño al medio ambiente es inferior durante todo su ciclo de vida.

Fases del ciclo de vida del producto

En Prana respetamos todas las fases del ciclo de vida de producto, que se pueden dividir en las 3 siguientes:

Fase de producción

  • Empleo de materiales no contaminantes y que consuman poca energía.
  • Empleo de materias primas disponibles en abundancia.
  • Explotación mínima de los recursos.
  • Posibilitar una larga duración de los productos.
  • Contribución del producto a una producción ecológicamente correcta en cuanto a las emsiones y a la energía.
  • Fomentar la producción de productos limpios.

Fase de venta, uso y consumo

  • Envases no perjudiciales para el medio ambiente o para la salud.
  • Reutilización o aprovechamiento de los envases.
  • Producto y envase del menor volumen posible.
  • Inocuidad en el uso y consumo.
  • Nula o no perjudicial emisión de gases en el uso y consumo.
  • Nula o escasa emisión de líquidos perjudiciales.
  • Uso y consumo que ahorren energía.
  • Facilitar un uso lo más económico y limpio posible (instrucciones de empleo, servicio, asesoramiento).
  • Aumento de la facilidad de reparación y mantenimiento y de sustitución de piezas.
  • Aumento de la durabilidad (retrasar la obsolescencia estilistica, funcional y material).

Fase de eliminación

  • Volumen reducido de residuos.
  • Posibilidad de compostación, incineración o depósito sin problemas.
  • Minimización del volumen desechable gracias a la posibilidad de reutilización de piezas o envases.
  • Posibilidad de reciclar los productos de desecho.
  • En caso de desechos peligrosos, facilitar el nuevo aprovechamiento o la recogida y eliminación selectiva.
  • Aprovechamiento energético sin problemas gracias a la incineración de residuos.

El análisis del ciclo de vida del producto debe ser una tarea intrínseca en la política de las empresas ecológicas, por lo que deben implementar una visión a todos los niveles de sostenibilidad.

INFOGRAFÍA – Ciclo de vida de un producto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pulse el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies