La soja ¿Es buena o mala?

Argumentos a favor, argumentos en contra, muchos la temen y otros la aman, pero… ¿Qué hay de realidad? ¿La podemos tomar o mejor ni mirarla?

 

Todo lo que necesitas saber de la soja, y no te habían contado

Lo que tienes que saber sobre la soja es que es un alimento con un alto contenido biológico, es decir, tiene un gran aporte de carbohidratos, grasas y proteínas, además, aporta muchísimos micro-nutrientes, cosa que por otro lado es muy interesante, de hecho, aproximadamente por cada 100 gramos de producto, se obtienen unos 40 gramos de proteína, muchísima, y alrededor de 5 gramos de minerales.

Brotes de soja

Brotes de soja

Soja en el hombre

El gran miedo a tomarla es debido a las isoflavonas que contiene, es decir, estrógenos de origen vegetal (los que en mayor cantidad contiene son la daidzeína y la genisteína, en aproximadamente de entre 2 y 10 miligramos por 100 gramos de producto), lo que podría llevar a pensar en una disminución en los niveles de testosterona en hombres y también en mujeres, que aunque en menor cantidad, también tenéis.

 

Por eso la pregunta de si en hombres puede ser bueno o no, si su obetivo es la ganancia de masa muscular, si disminuye la virilidad etc (que sabemos que viene de la mano, tanto en hombres como en mujeres de las cantidades de testosterona en el cuerpo).

 

Sin embargo, a día de hoy NO SE PUEDE DECIR que el consumo de soja sea malo ni reduzca la testosterona en ningún caso, si se toma de manera moderada (unas 2/3 veces por semana).

 

 

Soja en la mujer

 

Sí que es verdad que hay algunos estudios que nos hablan de que puede ser preventivo contra el cáncer, y sobre todo, contra el cáncer de mama etc. Se ha visto que tomar soja en edades tempranas de la mujer (niñez y adolescencia), puede prevenir de alguna manera el riesgo de padecer cáncer, pero es una disminución muy pequeña.

 

Algo que sí que es bueno, durante la menopausia es que puede ayudar en la crisis vasomotora (sofocos) . Además, los productos de soja en el régimen alimentario PUEDEN (no en todos los casos) disminuir las concentraciones de colesterol y reducir el riesgo de enfermedades cardíacas, así como disminuir el riesgo de obesidad, el cual está asociado con el incremento de receptores de estrógenos alfa (agonistas de los beta).

 

Vegetarianos, veganos y la soja

Estamos hablando de que para personas veganas/vegetarianas que sí que consumirían soja en grandes cantidades por sus aportes nutricionales, sí que se podrían ver afectados por las cantidades de fitoestrógenos (isoflavonas) de la soja, pero estamos hablando de cantidades de unos 75 miligramos de isoflavonas de soja a la semana, que al cambio, si por cada 100 gramos hay entre 2 y 10 miligramos, estaríamos hablando de entre 750 gramos y 3 kilos 750 gramos de soja a la semana, que es una barbaridad para gente omnívora.

 

También hay otro grupo de personas que sí se podrían ver afectadas por dichas isoflavonas, y son las personas “productoras de equol”, es decir, que entre su microbiota (flora intestinal), existe una bacteria que es capaz de transformar la daidzeína en equol, sin embargo, sólamente entre el 30/50% de la población mundial tienen dicha bacteria entre su microbiota.

 

Este equol activa una vía de receptores de estrógenos beta. Entre otras funciones de este, actúa como factor de transcripción de la molécula de ADN, forma complejos de proteína G, complejos de la hormona tirosina quinasa etc.

 

Sin embargo, se ha visto que por otro lado,  que estos receptores (nos centramos en los receptores beta, aunque existen también los alfa, que no entraremos a comentar), también están implicados en el desarrollo del cáncer de endometrio, de próstata (entre otros), al igual que inhibe la producción y los efectos inmediatos de la dihidrotestosterona (DHT), lo cual conduce, entre otras cosas, a posibles patologías como pseudohermafroditismo (subdesarrollo de los órganos sexuales masculinos), así como otros efectos derivados como la ginecomastia etc.

 

Pero volvemos a lo mismo, no hay evidencia de que este grupo esté afectado sistémicamente por la ingesta de isoflavonas de soja (EN EL ALIMENTO, NO POR SEPARADO), y por otro lado, volvemos a hablar de cantidades de soja aberrantes.

Soja y el tamoxífero

 

Otro aspecto importante, es que si te estás tratando con otro tratamiento estrogénico tipo “tamoxifeno”, es probable que haya interacción entre ambas y pueda ser perjudicial (como en radioterápia o quimioterapia).

 

Y por último, sí que puede afectar su consumo a las secreciones de la glándula tiroidea, pero es de nuevo si se toma con muchísima frecuencia y en grandes cantidades (ya que afectaba a la producción de la tirosin quinasa).

 

Conclusión sobre la Soja

 

No hay evidencia científica que diga que tomar soja sea perjudicial en la salud, al revés, sus grandes aportes de micro y macronutrientes son interesantes y tienen algunos efectos positivos tanto en mujeres como en hombres (que no he hablado pero por ejemplo pueden ayudar a prevenir el cáncer de próstata), pero siempre puntualizando:

Moderar su ingesta (como con prácticamente cualquier alimento), es decir, un consumo favorable podría ser 2/3 veces por semana, más que suficiente.

Tomar la soja en forma de germinados y fermentados (semillas, brotes, miso, tempeh…)

Evitar los transgénicos, porque su mayor problema es que no hay ningún aval científico (pruebas ni estudios) que indique que si se toma ese transgénico pueda ser seguro a medio/largo plazo (aunque si hay cierta evidencia de que es probable que produzca algún tipo de afección cancerosa).

En cuanto a la suplementación con soja, ni yogures, ni leches de soja, mejor germinados y fermentados, y si tomar o no proteína de soja, lo mejor sería el concentrado de soja pues al realizarse la extracción del etanol después de su fermentación, prácticamente se eliminan totalmente los fitoestrógenos del polvo de proteína, lo cual lleva a una mejor calidad de la proteína.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pulse el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies